Neo-Tourbillon Con Tres Puentes

3

En 1860 Constant Girard se centró en la estructura del tourbillon y en la forma de sus piezas. Esto supuso una revolución en la historia de la Alta Relojería, al tratarse de la primera vez que el mecanismo de un reloj se imponía como elemento del diseño por derecho propio, más allá de su función técnica.

En la actualidad, el tourbillon con tres puentes es el icono de la marca y un punto de referencia básico de la tradición relojera suiza por su historia, su diseño, la excelencia de su concepción y sus irreprochables acabados.

4

Un diseño audaz que reinterpreta un icono de la tradición relojera convertiéndo en un cautivador reloj de alta tecnología. Presencia excepcional en la muñeca, con una comodidad perfecta a pesar de sus 45 mm de diámetro.

Un cristal de zafiro “box” (cuyo largo proceso de mecanizado requiere tres veces  más material que un cristal estándar), además del bisel retirado, ofrecen unas imponentes vistas superior y lateral de la hermosa arquitectura para poder apreciar la construcción en 3D.

5

La arquitectura simétrica e ingeniosa del movimiento se convierte en la cara visible del reloj (sin esfera). Las líneas de los famosos puentes presentan un diseño de alta tecnología  de titanio (proceso largo y complejo)

Un digno heredero de las prestigiosas creaciones que han forjado la reputación de excelencia  de Gerard-Perreaux.  Manufactura excepcional y exclusiva. El movimiento interno de la manufactura consta de 245 componentes. La jaula del tourbillon de titanio, compuesta por 80 piezas, encaja en un diámetro de tan solo 14.44 mm y pesa 0.250 gramos.

El movimiento presenta un moderno acabado; pulido con chorro de arena en la platina con esquinas pulidas y graneado circular en la ruda de barrilete esqueleto rodiada grabada.

Está completado con un microrotor de platino incorporado debajo del barrilete.

Ref. 99270-52-000 Disponible en la Boutique de Alicante.