jaeger

Durante el mes de Junio de este año celebramos una gran  exposición de los mejores guardatiempos  de la lujosa casa relojera Jaeger-LeCoultre.

1

50 piezas de alta relojería representan el Aquí y Ahora de un mágico mundo de una historia llena de descubrimientos y logros iconicos.

En este blog queremos introducir a nuestros lectores a este mundo, dando a conocer con una cercanía familiar a esas piezas maravillosas, que tenemos el placer de exponer en la boutique de joyería  Massimo Bianco.

Para empezar,  presentamos un modelo, que rompe los esquemas.

Master Grande Tradition Tourbillon Céleste.

Jaegerslider4

Tourbillon celeste

Al igual que la Tierra orbita el torno al Sol, el tourbillon celeste sideral, fijado únicamente por el lado de la esfera, parece flotar como en ingravidez entre las constelaciones. Ofreciendo un espectáculo que se renueva sin cesar, gira en torno a la esfera a lo largo de un día.

Sonoridad cósmica

Para reflejar la dimención sideral de este reloj, los relojeros de Jaeger LeCoultre dotaron una repetición de minutos con una calidad sonora excepcional. Gracias a sus martillos “trébuchet” (articulados) y a sus timbres, conocidos como “catedral”, el sonido emitido durante el engrane de las horas, de los cuartos y de los minutos es intenso y extremadamente rico.

Un cielo estrellado

Las miradas quedan atrapadas por la esfera, de un azul muy profundo, que reproduce la carta del cielo del hemisferio septentrional con sus constelaciones más conocidas, como la Osa Mayor o Casiopea. El pequeño sol sobre el contorno de la esfera indica la fecha y el mes, así como el signo del Zodiaco asociado.

Ref. 502 25 80

IMG_6790.1

Rendez-Vous Celestial

La hora vista desde las estrellas

Un disco seductor de lapislázuli alberga los signos del zodiaco y las constelaciones del hemisferio norte, evolucionando casi imperceptiblemente durante todo el año gracias al movimiento automático del reloj. La esfera azul, con su acabado guilloché, refleja la inmensidad del universo.

Jaegerslider6

Engaste estrellado

Como estrellas que delimitan los contornos del espacio, los diamantes talla brillante engastan todo el bisel, las asas, el canto de la caja y la parte superior de la esfera. A esto se añade un detalle sublime: las dos coronas están ornamentadas con diamantes invertidos.

Una estrella fugaz

Poética y misteriosa, una estrella fugaz se desplaza sobre la esfera gracias a una de las coronas para indicar una hora importante de su día y fijar su rendez-vous con las estrellas.

Ref. 348 35 90