230 años de creación

Desde su creación en 1780, la historia de Chaumet se ha desarrollado ligada a la historia de Francia. Tras colaborar en la joyería de la Reina María Antonieta, el fundador de la Maison, Marie-Étienne Nitot, estableció su propia clientela aristócrata y se convirtió en el joyero oficial del Emperador Napoleón I.

Como diseñador y, a su vez, innovador, cumplió órdenes de la Emperatriz Joséphine y, posteriormente, Emperatriz María Luisa. Llegó a convertirse en el indiscutible maestro del estilo del Imperio y se anticipó al periodo del romanticismo, basado en el sentimentalismo.

Chaumet ha sido durante 230 años el experto en alta joyería cuyo legado ha ido traspasándose de generación en generación de acuerdo al gusto y la moda parisina de cada época. Las creaciones de joyería y relojería reflejan esta visión y conocimiento excepcional y sacan a la luz mensajes de amor. La joyería romántica es de nuevo el tema de unión de las nuevas colecciones.

Liens, símbolo de la amistad, filiales o lazos amorosos. Attrape-moi… si tu m’aimes (Atrápame… si me quieres), sinónimo de seducción. Dandy, una evocación de la elegancia masculina. Le Grand Frisson, una expresión abstracta de amor a primera vista. Joséphine, símbolo del poder del amor.
La sede de Chaumet, en el número 12 de la Place Vendôme, incorpora el estudio de diseño, el taller de la alta joyería, la boutique junto al Salon des Diadèmes y el Grand Salón del siglo XVIII catalogado como monumento histórico.

Actualmente, Chaumet continúa su desarrollo internacional como parte del grupo LVMH que cuenta con más de 70 boutiques situadas en las principales capitales del mundo como París, Londres, Tokyo, Pekín, Hong Kong, Moscú y 400 puntos de venta al por mayor en todo el mundo.